fbpx
Síguenos en

Categoría: Manteniendo la llama del amor

Cuando llevamos ya algunos años de matrimonio, como pareja hemos afrontado seguramente diversas pruebas: algunas familiares, otras personales o crisis económicas. También, si tenemos hijos, hemos enfrentado pruebas con nuestros hijos o los hijos de nuestra pareja. algunas pruebas tienen que ver con la sexualidad y muchos otros factores que nos han llevado a pensar y sentir que la llama del amor que se encendió al inicio de nuestra relación matrimonial, se ha ido apagando.

Mantener la llama del amor encendida en el matrimonio, no es motivo de preocupación solo cuando llevamos algunos años, es una ocupación que debemos tener desde el principio de nuestro matrimonio. Hacerla crecer durante el paso de los años debe ser nuestro objetivo, para que hacia el final de nuestros años juntos, esa llama siga viva y brinde el calor al interior de la pareja.

Seguramente pensamos que esto es responsabilidad del cónyuge más romántico, pero esto es muy equivocado. Mantener la llama del amor encendida es responsabilidad de ambos. Cuando una vela se apaga debemos usar el fuego externo para avivarla; y es cada cónyuge un fuego externo que aviva la llama dentro del otro. Y, qué hacemos si se esta apagando en ambos, debemos buscar el fuego externo que es Jesús. Cordón de tres dobleces no se rompe fácilmente, Ec. 4:12.

Mantener encendida la llama del amor es una tarea diaria que debemos realizar; no hacerlo puede llevarnos a decisiones contra la voluntad de Dios para el matrimonio y, en Manteniendo la llama del amor, es la categoría donde encontraras esos tips que te permitirán avivar la llama del amor y hacerla crecer aun más de lo que fue en algún momento.